Cesta con endrinasLa denominación Menesa es un homenaje de los promotores  de las Bodegas CÁMARA-PALACIOS a una antepasada suya, “la abuela Lucíla, Menesa porque así se llaman las vecinas del valle de Mena, en la parte burgalesa más alta de la cordillera cantábrica.

Al igual que otras familias de lugareños, la abuela Lucila, cada otoño, se llevaba a sus hijas pequeñas a recoger endrinas silvestres en las formaciones boscosas de los montes del valle de Mena.

Luego, a solas, preparaba su receta, que le había sido transmitida por sus antepasados, pero que se llevó a la tumba sin tener ocasión de desvelar.

Aquel rico licor que lograba se utilizaba con fines tonificantes y medicinales, estando siempre presente para alegrar los festejos familiares.

Tres nietos de la abuela Lucila, liderados por Juan José, se han esforzado en recuperar su receta, haciendo durante años indagaciones y continuas pruebas hasta dar con un resultado que primero fue calificado por quienes lo recordaban como “el mismo que el de la abuela Lucila”, y después lo han considerado como un pacharán aún más excelente, al incorporar las ventajas de la ciencia enológica actual en el control y afinamiento de resultados.

Este mismo criterio de aunar tradición y avances enológicos para lograr siempre la más alta calidad, es el que está presente en los demás licores que Bodegas CÁMARA PALACIOS presenta al mercado con el sello de distinción de la marca Menesa.